Vuelve Grace Jones

Grace Jones edita disco, ‘Hurricane’, el 27 de octubre. Modelo, actriz, cantante, niña mimada de la jet neyorkina, musa de Andy Warhol, autotitulada en su día Queen of the gay discos, Jones no publicaba desde 1989.

Un hiato de 20 años en el que la artista jamaicana parecía abonada al olvido, y que debiera resolverse con su nuevo trabajo. Ojo: podríamos encontrarnos ante otro de sus famosos eclipses. En 1994 grabó ‘Black Marilyn’, un abortado ejercicio de electro, y en 1998 dejó listo ‘Force of nature’. Ninguno vería la luz. El mismo ‘Hurricane’, grabado durante 2007, fue anunciado hace unos meses con el título de ‘Corporate cannibal’.

De creer los comunicados ‘Hurricane’ presentará una imbatible lista de invitados, entre otros Ivor Guest, Brian Eno, Tony Allen, Bruce Hwoolley, Tricky o Sly&Robbie. De todos ellos, quizá sea la pareja de productores jamaicanos la más relevante. Fue junto a Sly&Robbie, a las órdenes del capo de Island, Chris Blackwell, descubridor para Occidente de Bob Marley, que Jones facturó su trilogía mágica, ‘Warm leatherette’, ‘Nightclubbing’ y ‘Living my life’.

Aquel prodigio tuvo lugar entre 1980 y 1982. Erotismo mórbido, cosmopolitismo opiáceo y elegancia nocturna brotan de las canciones que erigieron su estatua. Massive Attack, con los que acaba de compartir escenario, reconocen la deuda. Fue de las primeras en ordeñar la conexión Caribe/Reino Unido, fecundo viaje de doble dirección que andando el tiempo engendraría estilos como el trip-hop.

En la vida de Grace Jones hubo otros discos, por ejemplo ‘Slave to the Rhythm’, colaboraciones con gurús como Nile Rodgers, y también películas (‘Panorama para matar’ o ‘Conan el destructor’). Ahora, ni los escarceos discotequeros previos ni posteriores aventuras tienen prestancia fuera del apunte sociológico y la anécdota insulsa. Su momento glorioso, cuando centelleaba entre tangos marcianos y dub tórrido, ardió menos de un lustro.

Hoy -y ayer, claro- Jones atrae más por su valor icónico que por sus discos. Las alusiones al culto gay o los cotilleos sobre su alcoba siempre cebaron titulares. ¿Lo último? Sale con un aristócrata 20 años más joven.

Al cabo, la principal culpable del rol autendario y ultrasuperficial ha sido ella, indefensa ante una personalidad, la suya, que anula todo y a todos y hermetiza méritos hasta enconfrarlos en las páginas del colorín, los escarceos en series de dudoso valor y otros vertederos.

En una ocasión, durante un programa chileno, llegó a comerse unas plantas. El alarde, ocurrencia surrealista o aguijonazo de niña mala, se añadía a la infinita lista de desplantes protagonizados con anterioridad, y peor que la anemia de ingenio y genio es su sobreabundancia, que acaba cansando. Así se explica que empezara la década grabando con el hombre que produjo maravillas como el ‘Catch a fire’ de los Wailers y la terminase protagonizando un anuncio de coches.

Quién sabe, a lo mejor, en un rapto inspirado, la leopardo hembra ha facturado un disco hermoso. Con Jones, legendaria también por la bofetada que le propinó a un presentador en directo, hasta la anomalía de un trabajo brillante, siglos después de sus viejos laureles, debe considerarse.

Anuncios
Explore posts in the same categories: noticias internacionales

Etiquetas:

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

One Comment en “Vuelve Grace Jones”

  1. Curro Says:

    Vuelve el blog


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: