Archivo para diciembre 2008

50,000 locos por la música

31 diciembre 2008

rockola500003

Ya somos 50,000 locos por la música.

Hiphoperos, copleteros, punkeros, rockabillies, metaleros, nu-metaleros, flamenquillos, amantes de la música clásica, hippies, padres que duermen a sus hijos con rockola, fans de Monica Naranjo, relajados con cafe del mar, estresados con discochenta, indies sin causa, sentimentales navideños, todos vosotros escucháis y descubrís música en rockola.fm diariamente.

Gracias por estar ahí. Esperamos sigais con nosotros el año que viene y disfruteis pronto de las sorpresas que estamos preparando para el 2009. Os iremos contando.

Anuncios

Ismael Serrano

19 diciembre 2008

En Junio de 2008, Ismael Serrano andaba por Argentina. Un país que le recibe con los brazos abiertos y que él siente como su segunda casa. Por aquellos días el artista pudo reencontrarse con sus fans durante diez días seguidos en el Teatro Rex de Buenos Aires. Todo vendido. Todo aplaudido. De aquellos conciertos, concretamente de los días 6 y 7, estos frutos. Un doble Cd y doble DVD en el que Ismael deja, como siempre, lo mejor de sí mismo sobre los escenarios. Hace unos días nos concedió una entrevista en su estudio de grabación para contarnos su experiencia con este nuevo trabajo. El vídeo que os hemos preparado es sólo parte de esa charla que Ismael mantuvo con Joaquín Guzmán, aunque hemos intentado resumir en él lo esencial. Aunque nos falta lo que nos contó sobre Mercedes Sosa, a la que le une una especial relación. O la afinidad que siente por las madres y las abuelas de la Plaza de Mayo. E incluso de su primera participación como protagonista en una película de la que ha hecho además la banda sonora.

dsc00994

Ismael Serrano tiene tantas cosas que contar que un vídeo de 10 minutos no es suficiente. Ni siquiera un concierto de 2 horas. Siempre tendría más cosas interesantes que mostrar, y nosotros, que disfrutar.

En el sitio de artista de Ismael Serrano en Rockola.fm podrás escuchar la entrevista que le realizamos.

No fuimos los primeros. Aún así: Feliz Navidad!!

10 diciembre 2008

Primero llegó esa máquina con la que los clientes podían elegir su música en los lugares de copas. Después la movida madrileña encumbró el nombre de Rockola gracias a la difusión de los, por entonces, nuevos artistas musicales.

Ya sabemos que no fuimos los primeros. En cualquier caso, gracias a los fans de la Sala Rock-Ola, a todos los que creyeron y siguen creyendo que la Música no tienes límites. Por los de antes y los de ahora, por los que están y quedarán. Por los que aún están por llegar. Gracias

El adiós a Joan Baptista Humet

1 diciembre 2008

f06_8001

Hoy nos sorprende la noticia del fallecimiento de una de las voces que puso banda sonora a nuestra convulsa España de la transición. Joan Baptista Humet falleció esta noche a causa de un cáncer de estómago. En estos momentos es cuando te vienen a la cabeza canciones como “Clara” o, que tremenda paradoja, “Hay que vivir”. Y él no sólo supo hacerlo, sino que además comprendió la importancia de explicar lo que le sucedía en una entrevista que ofreció hace apenas 20 días al Periódico de Cataluña. Esta es parte de la charla que mantuvo con Nuria Martorell:

“Me gusta refugiarme en una frase que sigo el pie de la letra: cuando el cielo quiere bien a alguien, le hace sufrir. Te hace fuerte y permite poner en positivo estas situaciones –explica con voz pausada–. La vida es ir dejando semillas en los demás. La verdadera maestría del ser humano es algo tan sencillo como crear pequeñas historias de amor, tal y como dice mi maestro Domenico.

–¿Qué le ha impulsado a explicar su situación?
–Nadie me ha impulsado. Simplemente, antes no quería que lo supiera mi madre; la he tenido engañada año y medio. Le quería evitar un sufrimiento extra y como me puse con la quimio y la radio, y luego me operaron en noviembre del año pasado, pensé que sería cerrar y adiós muy buenas, que ya tendría tiempo de explicárselo. Pero rebrotó el tema, empecé a adelgazar excesivamente y ni iba a su casa para que no me viera. En febrero de este año decidí casarme. Entonces solo había adelgazado 20 kilos [ahora ha perdido 40].
–“Sí, pensé que se había puesto guapísimo”, intercede su madre, con los ojos llorosos.
–Y cuando la precaria salud de Gemma se complicó, tuve que decírselo. Después de tres años de diálisis, decidieron operarla y necesitaban un donante que acabó siendo mi hermano Esteve. Mi madre tenía a los dos ingresados, solo faltaba que le contara lo mío. Mi hermana falleció en octubre, a los 49 años. Fue el remate de todo el drama”.

Humet explica que Rosario vive ahora con ellos. “Así sale del escenario que le recuerda a su hija y comprueba cómo en casa vivimos mi enfermedad en un clima muy natural. Quiero que sienta que el cielo nos quiere bien, que Gemma se habrá librado allí de sus limitaciones, y que si a veces nos emocionamos, es por amor. Aún ha de llegar el día en que me deprima por el cáncer. Hasta hago planes de futuro. Ahora entiendo cómo compañeros de habitación del hospital ya desahuciados también lo hacían. Sabían que morirían, pero vivían felices hasta el final. Cuando logras vivir de forma positiva, todo tiene un sentido… trascendente”.

El cantante subraya que “tener un baño tan fuerte de cariño de la gente, de la familia, hace que te centres en lo esencial de tus valores. Analizar a través de los síntomas tu cuerpo, sentimientos y emociones es un buen ejercicio de introspección. Prefiero morirme así que de accidente”.

Humet nunca ha sido un artista al uso. “Sabía que no moriría con las botas puestas, porque no soy un monstruo del escenario ni quise que la música me comiera. Cuanto más te identificas con algo, más puedes sufrir este vínculo. Además, llegué a estudiar tres años de Arquitectura. Pero luego pasé de intentar hacer algo tan sólido y terrestre como casas a algo tan etéreo como canciones. Cuando uno opta por la libertad, opta por la inseguridad permanente. Y a los 36 años decidí dejar la música y montar una empresa de márketing telefónico, y fue cuando el sufrimiento y nervios que padecía en la parte afectiva, el diafragma, pasaron a la duradera, el estómago”.

“Mi madre me decía, ‘tanto buscar, hijo mío y ¿no lo has encontrado ya?’ Está orgullosa de mí, y yo le digo que es ella quien me inculcó los valores. En casa nos hicieron a todos muy autónomos, muy nobles y, si me apuras, amorosos. El mejor patrimonio que uno puede recibir”.

–Si tuviera que hacer ahora una canción, ¿de que trataría?
–Sería de balance. Me gustaría reflejar el complicado momento que paso. Siempre recelo de los libros en plan ‘el cáncer y yo’, este tipo de autoayuda me da vértigo, aunque luego sirvan de mucho. Ah, y si Dios me diera tiempo, le escribiría una letra a mi pequeño Adrià. Y mi hijo Esteve de mi anterior matrimonio [tiene cuatro hijos] se queja de que no le he compuesto ninguna. Pierangelica, que no le suelta la mano a su abuela, dice que a ella le dedicó Dentro de nada. “Lo único que me pregunto es si donde vaya habrá música. Seguro que sí”, suspira Humet.”

Y suspiramos nosotros. Por su música y por su entereza para afrontar ese maldito cáncer que esta noche se lo llevó para siempre.

El próximo 16 de diciembre se celebrará en el Palau de la Música de Barcelona, un concierto homenaje a Joan Baptista en el que intervendrán Víctor Manuel, Ana Belén, Marina Rossell, María del Mar Bonet, Moncho o Joan Isaac entre otros. Además se está empezando a gestar un concierto homenaje paralelo en Madrid (con fecha y lugar aún por confirmar).

Nos quedamos con la frase que preside la portada de la página oficial de Joan Baptista Humet (http://www.jbhumet.com): “In memoriam. Habrá que hacernos a la idea que sube la marea y tú ya no estás aquí.”

Descanse en paz