Este año nos libramos (y menos mal)

Cancion verano

Creo que a estas alturas todos sabemos que para tener una auténtica canción del verano es imprescindible tener una letra vacía de contenido y un estribillo fácil de recordar. Cuanto más sonemos a cabra en medio de la plaza más posibilidades tendremos de convertirnos en todo un éxito de los 40 grados.

Que si me das cremita, que si viene el tiburón, que si el satánico Aserejé,…  En fin, menos mal que la barbacoa se ha caído al suelo y este año nos libramos de la canción del verano.

No acababa de entender el porqué de tanta euforia por canciones vanas, pero Alejandro Sanz, dentro de su posición también negativa frente a ellas, nos lo ha explicado en uno de sus artículos del periódico “El País” : “reconozcamos todos juntos que a pesar de los pesares todos terminamos bailando este himno demoníaco mas tarde o más temprano… de manera furtiva, sí…”.

El caso es que tiene razón, con una o dos copas, dependiendo de la fuerza de voluntad de cada uno, al final prácticamente todos movemos por lo menos un pie con la canción del verano.

Pero… ¿de dónde vienen estos “temones”?

La canción del verano surgió en los 60 con temas que todos recordamos como si fuera ayer, “Quisiera ser” del Dúo Dinámico o “La vida es una tómbola” de Marisol fueron los primeros hits veraniegos. ¿Quién no recuerda la “Yenka” de Johnny and Charley? ¿O, ya en los 70, “Un Rayo de Sol”, de Los Diablos?

Pero el pique llega en los 90, cuando los grupos comienzan a competir por ser “la canción del verano”. Es aquí cuando más empiezan a deteriorarse los temas, se buscan estribillos que enganchen y acaben en boca de todos para alzarse con el cetro al que se refiere Alejandro Sanz en su texto.

Lo que me indigna en realidad, no es que las canciones que más mueven sean las que a mi juicio son peores (no sé si empleo el término adecuado). Lo que me consume es que haya tantas canciones de calidad que se estancan en archivos polvorientos y que luego las que obtengan recompensa sean las que menos lo valen (es un decir, ya que ningún tipo de arte debería tener precio).

Si quieres seguir recordando viejos temas (o nuevos) que han sido canciones del verano no te quedes con las ganas, en Rockola te lo ponemos fácil.

Anuncios
Explore posts in the same categories: General, Reflexiones

Etiquetas:

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: