Afganistán lucha por una orquesta sinfónica

imagen de epa

imagen de epa

Es triste que a estas alturas todavía haya que luchar por crear música, pero es la cruda realidad. En los países “desarrollados” (por llamarlos de algún modo que nos entendamos) estamos obcecados en temas tan banales como ver quién se queda los derechos de este o de aquel, preocupados porque la piratería quita terreno a los que toman trozos de la gran tarta que supone el mercado musical.

Nosotros solo somos unos privilegiados que podemos preocuparos por chorradas por el estilo. En Afganistán, donde la mayor parte de la música se ha ocultado bajo cañonazos durante años, sigue la lucha por poder difundir sin restricciones este tipo de arte.

La última noticia que hemos conocido es que el Instituto Nacional de Música del país, un edificio todavía en obras situado en Kabul, aspira a ser sede de una orquesta sinfónica tras años de silencio y prohibición talibán (recordemos que este régimen integrista prohibió los instrumentos).

Me resulta muy duro leer declaraciones como la de Mohammad Salim, viceministro afgano de Educación: “queremos mantener un perfil bajo para que los muchachos no se conviertan en objetivo de los talibanes”.

Creo que frases como estas nos hacen reflexionar a todos, pero no os quedéis en debates políticos que aquí no pintan nada (ni defiendo ni critico sistemas de gobierno), sino en la repercusión política que cada régimen tiene en la música.

Aquí una persona puede cantar tan mal como Chewaka y atomizar el sistema implantado sin que nadie le sople si quiera en la nuca. Allí, todavía tienen que esconderse después de empezar desde cero hace siete años, poco después de derrocar al régimen talibán a finales de 2001.

A pesar de alzar sus voces y arpegios en unas jaimas alineadas en el patio mientras se reforma el edificio, todavía se siente la presencia talibán en el país. El viceministro lo apuntaba en dos sentidos: muchos profesores se han ido fuera y todavía hay poca presencia de mujeres (tanto alumnas como profesoras) en la iniciativa dado que se oponían a la enseñanza femenina y han atacado varias escuelas de niñas.

Creo que en este caso está bastante claro: política y música no deberían mezclarse (sobre todo cuando la política mata una expresión tan bella como esta)

Anuncios
Explore posts in the same categories: General, noticias internacionales

Etiquetas: ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: