Qué fácil es echarse a perder

Rihanna y Chris Brown

Rihanna y Chris Brown

Chris Brown se ha complicado la vida de la forma más tonta y menos sociable que se le ha ocurrido. Pasará cinco años en libertad condicional y seis meses de trabajos comunitarios por golpear y amenazar de muerte en febrero a Rihanna, su ex novia, según la sentencia de la Corte Superior del condado de Los Ángeles.

Primero la pega y la deja la cara echa un cuadro (foto que no publicamos por ética profesional), el 22 de junio se declara culpable en un juzgado (faltaba encima que lo negase) y seis meses después (que se dice pronto) la pide perdón en un vídeo de youtube. ¿A ti te valen las excusas?.

Pues a mí no, las cosas no funcionan así y me dan igual los motivos que tuviera para tal felonía. Incluso si ella se pasará… ¿está justificada la paliza?.

Todavía tendremos que darle las gracias por declararse culpable, cosa que hizo para evitar que la cantante tuviera que declarar y se hicieran así públicas las fotografías de la agresión (que dada la época en la que estamos, casi ha dado igual, sino que se lo pregunten a las fotos que se “autosacó” desnuda en el baño…).

Creo que todos estamos de acuerdo en que este brote de la personalidad del cantante que ha salido a la luz nada tiene que ver con su trabajo, pero este tipo de conductas son justificadamente reprochables no como profesional, sino como persona.

La sentencia también hace constar que el artista deberá mantenerse alejado de ella como mínimo 90 metros durante el tiempo que dura la condena, aunque podrá ser reducida a 9 metros en caso de que coincidan en algún evento profesional, además de tener que  someterse a un curso anual de violencia doméstica.

Espero que la próxima vez se lo piense dos veces ya que si incumple la condena se enfrentará a una pena de hasta cuatro años de prisión.

Es más, esperamos que haya aprendido la lección y que no vuelva a levantarle la mano a una mujer nunca. Al final de todo se aprende y desde aquí hay que brindarle un margen de confianza y el beneficio de la duda, pero mejor será que no vuelva a decepcionar.

También Rihanna debe haber aprendido la lección y como dice Stephen King en “Dolores Claiborne”: “si me engañas una vez, peor para ti; si me engañas dos veces, peor para mí.”

Anuncios
Explore posts in the same categories: General, Reflexiones

Etiquetas: , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: