Por un “grunge” que nunca muere

Seattle, la cuna del grunge

Seattle, la cuna del grunge

Parece mentira que hayan pasado dos décadas desde que el sello de Seattle, Sub Pop, apostara por una música que casi nadie escuchaba, pero que pronto se convertiría en uno de los movimientos musicales más interesantes de nuestro tiempo.

Pelo largo cuidadosamente despeinado (pero ni tan largo ni tan arreglado como para confundirse con los glitter de la tendencia glam rock), camisas de franela y pantalones vaqueros rotos o desgastados (en esto no hemos cambiado mucho, ¿no?). Toda una “Generación X” bajo una identidad que se unía bajo canciones de temática de desencanto y antipatía.

Veinte años después, Sub Pop celebra su aniversario y, para ello, reedita uno de los discos con lo que comenzó todo: “Bleach” (1989). Un disco de sonido diferente que puso a Nirvana y, concretamente a Kurt Cobain, a la cabeza del movimiento (eso sí, la primera edición se limitó a 40.000 copias y su producción costó alrededor de lo que ahora serían unos 400 euros).

Ya que Sub Pop está de 20 Aniversario, no puedo pasar sin recordar “Superfuzz Bigmuff” de Mudhoney, también lanzado un mes como este hace más de 20 años (1988) y aportando colores a lo que más tarde se llamaría “sonido Seattle”.

Sin embargo, todo tiene un origen y el “grunge” no puede pasar sin hablar de Green River, quienes pusieron el germen y que ahora han vuelto a juntarse (ya más mayorcitos) para celebrar los veinte años de grunge en el sello discográfico.

De aquellos que formaron parte de algo tan especial, hoy quedan pocos grupos en activo. Apenas en Pearl Jam (con “Backspacer” como último disco en 2009), The Melvins (con “Star Spangled Banner” en 2008) y Alice in Chains (Black Gives Way To Blue este año) podemos observar cómo ha evolucionado el sonido grunge mediante los grupos que dieron vida al movimiento.

Muchos se quedaron en el camino como Soundgarden que en mi opinión se merecen no caer en el olvido.

En España, el “grunge llegó un poco tarde, pero por lo menos algo llegó. Ante pocos grupos alternativos de gran relevancia (véase Surfin’ Bichos que está considerado como la conexión entre grupos indies y la música ochentera), será Dover (aunque parezca mentira, fue la banda liderada por las hermanas Llanos) quien logrará con “Devil Came to Me” crear un poquito del sonido Seattle en España, eso sí con muchas más influencias y desviándose del sonido origen del movimiento.

Anuncios
Explore posts in the same categories: General, Otros

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: